sábado, 19 de marzo de 2011

Éramos dos niños ingenuos que sabíamos mucho de nada.  Yo esperaba encontrar al amor de mi vida. el príncipe azul, ese amor del que nadie es capaz de escapar.  Él parecía un tonto, solo de ésos que buscan diversión.  Pero, no fue certero pre juzgarlo.  Él tenia es parecer pero solo era de esos chicos que te llenaban de amor, ternura y su paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario